Legionella

Legionella
julio 18, 2016 Trima
higiene-ambiental-mallorca

Qué es la legionella y cómo nos afecta

La Legionella es una bacteria que vive en vive en todos los hábitats acuáticos: lagos, estanques, albuferas… y sus condiciones de vida no son muy estrictas, pudiendo aumentar el número cuando se encuentran entre 20 y 50º, y muriendo a 70º. Normalmente su temperatura ideal es entre 30 y 40º, por lo tanto las épocas estivales en lugares mediterráneos, por ejemplo, son ideales para su reproducción.

Esta bacteria es un peligro para los humanos, pues puede infestar los sistemas de abastecimiento de agua de las zonas urbanas y contaminar el agua potable que usamos en nuestro día a día. Además, si la Legionella se encuentra en los sistemas de riego con aerosoles, esta puede quedar en el aire provocando una contaminación por el aparato respiratorio.

Qué puede provocar la Legionella

La Legionella puede provocar la enfermedad de la legionelosis, la cual el último año provocó que hubiera varias víctimas en Cataluña, dejando tras de sí un total de 10 muertes y más de 60 afectados.

Esta enfermedad es en realidad un conjunto de enfermedades que se presentan como infección pulmonar. Pueden curarse con antibióticos, y sus síntomas son similares a los de una neumonía con fiebre alta (tos, fiebre, problemas respiratorios…). Su contagio no depende de la gente, pues no se trasmite de persona a persona, sino por, tal y como hemos comentado, por ingesta de agua o aerosoles.

La única solución para la Legionella es un control por parte de empresas que conozcan la bacteria y sepan cómo tratarlas.

La verdad es que a los que nos dedicamos al control de plagas e higiene ambiental no nos sorprende que cada año haya ciertos casos de Legionella, pero la verdad es que el pasado 2015, a finales de verano, fue cuando hubo un mayor brote de esta bacteria.

Casos de Legionella en Mallorca

En Mallorca uno de los casos que más repercusión tuvo, fue el cierre temporal de los vestuarios de la pista de atletismo de Magaluf, pues se encontró que tal bacteria estaba por encima de los niveles recomendados.

Un control rutinario pudo impedir muchos afectados e incluso víctimas. Cada año se realizan rutinas preventivas; de otra manera, podría haber sido un desastre. En este caso la actuación fue de hipercloración (el cloro es un fuerte antibacteriano), así como un tratamiento de choque térmico en los depósitos de agua caliente.

Se cerraron las piscinas de Bendinat por encontrarse el foco en los vestuarios, pues suele ser allí donde abunda más el calor y la humedad, además de los pequeños charcos que se producen después de las duchas o al salir de la piscina. Todas estas medidas preventivas pudieron garantizar que el año pasado en Mallorca no se produjera ninguna infección, y evidentemente aunque causen algunas molestias a los usuarios, es mejor, como dicen, prevenir que curar.

Como puede usted controlar la Legionella

Si dispone de sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno, aljibes, torres de refrigeración o cualquier sistema que pueda producir aerosoles de agua: Por favor, póngase en contacto con nosotros. Le aseguramos el mejor control de la Legionella evitando así contaminaciones y otros problemas.